Problemática de conservación

Son muy frecuentes los bancales abandonados repletos de matorral.

La incidencia de los incendios forestales en las sierras del interior valenciano ha sido nefasta en las últimas dos décadas.

Hace tan sólo veinticinco años estas cordilleras presentaban una masa boscosa continua sólo interrumpida por los campos de cultivo. Actualmente esa uniformidad ha sido drástica¬mente alterada. En muchos lugares el bosque ha desaparecido dando lugar a un abierto espinar donde el tránsito es muy dificultoso.

La despoblación que han padecido estos pueblos y el escaso rendimiento de los cultivos de secano frente a otras actividades económicas han provocado un general abandono de las actividades agrarias tradicionales.

Son muy frecuentes los bancales abandonados repletos de matorral. Este desentendimiento del medio natural que separa al habitante de su entorno es la principal amenaza que se cierne sobre la conservación del paraje.

Posiblemente, con la puesta en marcha de iniciativas encaminadas a potenciar el turismo rural de interior se vuelva a recuperar el interés por esta sierra de Enguera que, ciertamente tiene mucho que ofrecer.

Camino sobre el valle
Cerezas
Beniali
Cerezo en el Vall de La Gallinera