El viaje

Antes de adentrarnos en los recónditos rincones de las montañas de Enguera, deberíamos recomendar que tratasen de descubrir todo lo posible acerca de la historia de la legendaria Orden de Montesa.

EI viajero tiene en esta ocasión varias citas ineludibles. Por una parte, las poblaciones de Enguera y Montesa en sí mismas. Las dos coronadas por sendos castillos aunque, indudablemente, el de Montesa sea referencia fundamental en la historia medieval de la Comunidad Valenciana. Luego, los núcleos urbanos de ambas poblaciones guardan para el viajero-lector tesoros que le harán valorar en mayor y justa medida el patrimonio artístico-monumental de los valencianos.

Saben los lectores-viajeros que somos partidarios de profundizar, en la medida de lo posible, en el conocimiento de la historia de los lugares que visitamos. En esta ocasión, y antes de adentrarnos en los recónditos rincones de las montañas de Enguera, deberíamos recomendar que tratasen de descubrir todo lo posible acerca de la historia de la legendaria Orden de Montesa. Seguro que, con ese conocimiento, los lugares visita¬dos resultarán más fascinantes e interesantes para el viajero.

Más tarde, cuando nos hayamos sumergido de la historia de estas tierras, comenzaremos a conocer las montañas que la circundan. El barranco de la Hoz, la fuente Huesca, La Plana, Navalón, el barranco de La Carrasca, la fuente Tejedora, Benalí, etcétera cobrarán un sentido particular y, a partir de este momento, formarán parte de nuestro bagaje de viajeros.

Ésta es la tierra de caballeros, una tierra oculta pero que después de esta EcoRuta formará parte viva de los paisajes y recuerdos del viajero.

Cerezas
Fuente
Beniali
Penya Forada