Los rascacielos y el skyline

Esta gran característica hace de Benidorm un lugar turísitico muy interesante a nivel mundial, ya que es muy extraño que en ciudades que no son centros económicos financieros haya tantos rascacielos.

El skyline es la línea que marca en las alturas la hilera de rascacielos de una ciudad. El skyline de Benidorm es bendecido por unos y odiado por otros, con lo cual nunca deja indiferente a nadie.

En el año 1956 y debido a la precaria situación que vivía la economía del pueblo Benidormense, que en aquel entonces basaba sus ingresos casi exclusivamente dedicándose a la pesca y compartiéndolo con la agricultura, se creo un PGOU (Plan General de Ordenación Urbanística) en el que se daba rienda suelta para construir las alturas que se quisieran.

Una razón para empezar dicho proyecto era que pudieran disfrutar de las vistas al mar el máximo número de personas posible. La otra razón fue que haciendo esto las construcciones que se iban a realizar desde entonces ocuparían menos espacio en el terreno, con lo cual se podrían construir más edificios altos y así dar alojamiento a mucha más gente.
Hay que decir que los edificios están situados de tal manera que los de delante no tapan la vista al mar de los que están situados detrás.

Aquel PGOU fue el segundo que se concedió en España por detrás del de Barcelona, y su creador fue el entonces alcalde Pedro Zaragoza, que además de este, dio otro gran paso para el beneficio de Benidorm, así como para el resto de lugares de la costa española al convencer personalmente a Franco para levantar el veto de no dejar llevar bikini a las mujeres.
Estas acciones fueron las que impulsaron al pueblo hacia lo más alto pasando de ser una pequeña y pesquera población a una gran ciudad turística y pasar el censo de 3.000 a más de 70.000 habitantes en poco más de 50 años.

Esta gran característica hace de Benidorm un lugar turístico muy interesante a nivel mundial, ya que es muy extraño que en ciudades que no son centros económicos financieros haya tantos rascacielos.
Después de Nueva York es la ciudad que más tiene por cada uno de sus habitantes, o sea la segunda a nivel mundial, todo un logro!!!

En la actualidad Benidorm luce más de 25 edificios con más de 100 metros de altura y más de 300 que tienen más de 15 plantas.
Los tres rascacielos más altos son el edificio residencial In Tempo que se inaugurará este año 2013 con 200 metros y 47 plantas, el Gran Hotel Bali inaugurado en el año 2002 y que cuenta con 52 plantas y la Torre Lugano que es también un edificio residencial, se eleva a 158 metros de altura con 43 plantas y se inauguró en el año 2007.

Hay una interesante guía creada por el dpto. de Diseño e Imagen de Benidorm en la cual se analizan muchos de los grandes rascacielos.