Playa de Poniente

Su máximo tesoro son las maravillosas puestas de sol que se pueden ver desde ella.

Esta interminable playa de fina y dorada arena tiene una longitud de 3.200 metros y una anchura de 110 metros en su parte más ancha.

Situada en la zona sur de Benidorm, va desde el puerto deportivo hasta la cala de Finestrat. No es tan popular y no se masifica tanto como la de Levante, pero su máximo tesoro, amén de su famoso y moderno paseo marítimo, son las maravillosas puestas de sol que se pueden ver desde ella.

Es ideal para la gente que no le gusta el tumulto, pudiendo así, si quieren, practicar deportes en la arena o pasear tranquilamente sin tener que estar esquivando sombrillas y sin molestar a nadie.

Empieza cerca del casco antiguo y es fácil llegar a ella caminando.

La pendiente de entrada al mar es ligera, cosa que siempre se agradece.

Las valiosas características tanto de la arena, del agua, de los aspectos medioambientales, servicios generales, como accesos a personas minusválidas, socorristas y vigilantes o su seguridad, hacen que sea una de las playas más importantes de Europa, y además, que sea galardonada año tras año con la prestigiosa bandera azul.