Museo agrícola

La mayoría de las herramientas son muy antiguas, muchas de ellas tienen, incluso, siglos de existencia.

Además de haber sido un pueblo eminentemente pesquero, Benidorm también ha alimentado a muchas de sus familias gracias a su nutritiva tierra mediante la agricultura.

Precisamente por ello, se hizo un museo agrícola, para poder llegar a entender la historia y el estilo de vida de aquellos que trabajaban de sol a sol para llevar excelentes productos mediterráneos a casa y así poder sobrevivir, igual que los pescadores de antaño.

Está ubicado en el Centro de Ocio y Esparcimiento del Parque de l’Aigüera.

En este museo se pueden encontrar una gran variedad de herramientas de labranza y útiles agrícolas como un arado, una carreta o una noria de agua, entre multitud de utensilios que no pueden faltar en un campo de sembranza.

La mayoría de las herramientas son muy antiguas, muchas de ellas tienen, incluso, siglos de existencia y solamente viéndolas y comparándolas con las herramientas agrícolas actuales se puede comprobar el gran esfuerzo que suponía para los agricultores trabajar con ellas.

El museo está abierto todos los días y la entrada es totalmente gratuita.