El viaje

Su historia, cultura, tradiciones, monumentos y gastronomía, serán partes del viaje que se tornarán inolvidables.

La época idónea de vlsita al carrascal es el otoño, a mediados o finales de octubre. En estos días, superados los calores estivales, los paseos se realizan con más facilidad y se ven recompensados con los sorprendentes colores de los arces y fresnos.

La mayoría de los visitantes que acuden a la Font Roja lo hacen para disfrutar de un ambiente natural, muchas veces en familia, para lo que se han acondicionado varios lugares junto al santuario con objeto de cubrir esta demanda.

La mayor parte de los visitantes no pasan de allí, limitándose a preparar una paella y comer al aire libre. Sin embargo, la gran riqueza del carrascal les queda oculta. Para disfrutarla se debe caminar en ascenso por los senderos indicados. En el centro de información del parque existen algunos folletos ilustrativos tanto de los recorridos como de la flora y fauna característica.

Aunque el gran elemento objetivo de esta visita es la naturaleza contenida en el paraje de El Carrascal de La Font Roja, no será ése el único aliciente del viaje. Alcoi, su historia, su cultura, sus tradiciones, sus monumentos y su gastronomía, serán partes del viaje que se tornarán inolvidables.

Pared de piedra
Gavilán
Ruinas
Montaña nevada