La problemática de la conservación

El carrascal actual no está en absoluto exento de amenazas

EI caso del Carrascar de la Font-Roja es un ejemplo paradigmático de cómo la actividad humana respetuosa puede lograr la conservación de un paraje. Sin embargo, el carrascal actual no está en absoluto exento de amenazas. Las más sorprendentes iniciativas, desde prospecciones petrolíferas a un campo de golf, han intentado rentabilizar de forma rápida este singular reducto.

Incluso hoy, el polémico acondicionamiento como Centro de Estudio de la Naturaleza de las dependencias del antiguo hotel, con una estética más que discutible, impacta fuertemente con el aspecto recogido y perfectamente integrado de la ermita. Además, prácticamente cada año se declaran íncendios en las cercanías que amenazan la integridad del bosque.

La afluencia incontrolada de visitantes en determinadas fechas desborda la capacidad de acogida del paraje. Sería aconsejable, sin duda, preservar de forma más estricta algunas de las zonas más densas como refugio de fauna o determinados enclaves fiorísticos de singular interés.

Estarnos seguros que si se continúa actuando de manera seria en el control del acceso al parque y se potencia la prevención de los incendios forestales tendremos carrascal de Alcoi para muchos años.

Pared de piedra
Arco de piedra
Gavilán
Ruinas