El Mirador de la Cruz

Actualmente ha pasado a ser un lugar por el que pasan muchísimas personas, bien para disfrutar de las espectaculares vistas como para realizar una estupenda jornada de senderismo.

Desde este punto se tienen las mejores vistas panorámicas de Benidorm siendo el origen de muchísimas fotos y postales de la ciudad.

Se encuentra en lo alto de la Sierra Helada, y se accede a ella por la zona final del Rincón de Loix, puediendo subir en coche hasta casi la misma Cruz.

Este reconocido monumento de Benidorm se instauró en lo alto de la montaña debido a la iniciativa del clero local. La razón por la que se subió la Cruz fue porque Benidorm con el nuevo PGOU y el consentimiento del gobierno Franquista de permitir el uso de los bikinis a las mujeres, se había convertido, para los frailes en una localidad “frívola”. Incluso el obispo de Orihuela-Alicante amenazó al alcalde con poner en la entrada de Benidrom un cartel en el que se leería “El Infierno”. Por ello decidieron crear en el año 1962 un día que se llamaría el “Día del Perdón”, que serviría para mediante una procesión, subir la pesada y enorme cruz de madera desde la Iglesia de San Jaime hasta el punto más alto de la Sierra Helada.

Todo el pueblo quiso participar y los niños se disfrazaron para realizar varias actividades lúdicas, mientras que los adultos subían, alternándose, la cruz en sus hombros. Dicha jornada religiosa hizo ver a los católicos que la gente del pueblo no era tan “frívola” como creían.

En el año 1975, la cruz fue arrancada debido a un temporal y se puso una nueva fabricada con vigas de postes de la luz. Años más tarde, con la democracia, se mantuvo un debate sobre si debería seguir existiendo o no, y al concluir que debía seguir expuesta se la dotó de una buena iluminación para que también se pudiera ver por la noche.

Actualmente ha pasado a ser un lugar por el que pasan muchísimas personas, bien para disfrutar de las espectaculares vistas como para realizar una estupenda jornada de senderismo. Como datos curiosos, hace unos años fue escenario de películas películas de terror e incluso de cine erótico. Y en un chalet de color rosa incluso se rodó la película de Bigas Luna Huevos de Oro.

Se puede visitar cuando se quiera, pero lo más recomendable es subir para observar las preciosas puestas de sol al final de la tarde.

Cuando se llega a la cruz existen varias rutas para acceder a otras poblaciones a pie. También se pueden tomar un sendero que bordea los acantilados hasta el repetidor de Albir y desde allí se baja hasta el faro. Este sendero tiene un maravilloso recorrido con increíbles vistas tanto de la Bahía de Benidorm como del Mar Mediterráneo, las montañas e incluso de Altea.

Sin lugar a dudas es una de las mejores opciones para los amantes de la naturaleza y de la práctica del senderismo.